Homeopatía

Homeopatía en Huesca:

En Centro Médico Suescun, le ofrecemos servicios especializados de Homeopatía en Huesca.

Homeopatía en Huesca

Homeopatía en Huesca.

Su nombre etimológicamente significa homeo “similar” y pathos “enfermedad”. Es un método terapéutico cuyo principio fundamental está basado en el fenómeno de similitud, que formula el paralelismo de acción entre el poder tóxico de una sustancia y su poder terapéutico. Utilizando dichas sustancias medicamentosas en dosis infinitesimales. Ej: Cantharis vesicatoria provoca toxicológicamente cistitis, así es utilizada en pequeñas dosis para infecciones urinarias (poder terapéutico).

Esto implica que para poder aplicar la terapéutica homeopática es necesario el conocimiento de la acción de las diferentes sustancias farmacodinámicas sobre el hombre sano, es decir, la patogenesia de cada sustancia. La suma de las patogenesias constituye la materia médica homeopática.

El método de aplicación consiste en hacer coincidir dos cuadros sintomáticos reaccionales:
• El de la patogenesia
• El cuadro sintomático del enfermo, que agrupa los signos patognomónicos de su enfermedad y los signos particulares de su manera de sentir y comportarse por el hecho de su enfermedad.

Esto nos conduce a una individualización del tratamiento.

Resumiendo tenemos que tener en cuenta:
1. Conocer los síntomas provocados experimentalmente en los individuos sanos y sensibles por las diferentes sustancias farmacodinámicas.
2. Conocer el conjunto de cambios, en la forma de comportarse el enfermo, motivados por su enfermedad:
• Los signos patognomónicos de las enfermedades (los de la semiología clásica).
• Los síntomas reaccionales individuales, particulares de cada enfermo debidos a su enfermedad (semiología homeopática).
3. Obtener un efecto terapéutico sin efectos secundarios no deseados, para lo que es indispensable recurrir a dosis infinitesimales de medicamento.

Cuando las necesidades clínicas lo justifiquen, la asociación entre la terapéutica y la clásica no constituye una incompatibilidad; el médico homeópata es ante todo un médico y conoce el manejo de las 2 herramientas terapéuticas.

Indicaciones:
Está indicado tanto en patología aguda, como en crónica.
1. Patología infecciosa: gripe, enfermedades exantemáticas del niño, abcesos y procesos supurativos agudos…
2. ORL y aparato respiratorio: alergias, sinusitis, otitis, anginas, neumonías, laringitis, bronquitis, afonías…
3. Aparato digestivo: cólicos hepáticos, hepatitis aguadas, gastroenteritis agudas del lactante, niño y adulto.
4. Aparato urinario: cistitis, cólicos nefríticos…
5. Piel y mucosas: quemaduras, urticarias, picaduras de insectos, conjuntivitis, acné…
6. Aparato vascular: hemorragias, hemorroides, flebitis…
7. Aparato osteo-muscular: fracturas, contracturas, esguinces, ciáticas…
8. Ginecología: menopausia (sofocos, insomnio, alteraciones del carácter…), desarreglos y dolores menstruales…
9. Embarazo: vómitos, dispepsias…
10. Neurología: mareos, parálisis faciales, neuralgias faciales, cefaleas…
11. Otros: dentición, ansiedad, cáncer (disminuye efectos secundarios, aumenta defensas…), cuidados pre y postoperatorios…

Tratamiento:
Las sustancias homeopáticas no tienen toxicidad por lo que pueden darse a embarazadas, lactantes, niños, adultos y ancianos.

Los medicamentos homeopáticos se encuentran en:
• Solución (gotas o jarabe).
• Tubos de gránulos.
• Tubos de glóbulos.

Proceden de sustancias naturales como las plantas, animales y minerales.

La toma del medicamento: vía sublingual, separadas de las comidas, boca limpia, evitar menta justo antes o después.

La posología es independiente del peso y de la edad. Tiene dos componentes: <

• Altura de dilución cuanto más amplia es la similitud más elevada debe ser la dilución e inversa.

• Frecuencia: a más intensidad de los síntomas más frecuencia de las tomas del medicamento.

La homeopatía es pues una terapéutica individualizada que ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente y carece de efectos secundarios.