Osteopatía en el Embarazo

OSTEOPATÍA EN EL EMBARAZO
El periodo del embarazo debe ser vivido por la madre como una etapa muy especial, donde los cambios que se producen en su organismo tienen un fin en si mismos, que es madurar el embrión y que éste crezca dentro de su vientre en las mejores condiciones posibles.

En Centro Médico Suescun, centro médico en Huesca, creemos que es de vital importancia que la embarazada, a partir del 4º mes, acuda al osteópata.Éste, con su valoración y tratamiento manual va a conseguir dar una información a los tejidos, al sistema nervioso, para que este se organice y encuentre una postura equilibrada y cómoda. Mejorando así el intercambio de líquidos y el aporte sanguíneo al bebé. Si el bebé recibe más oxígeno crecerá adecuadamente y si mejoramos las condiciones del útero en cuanto a elasticidad y volumen (espacio), el bebé podrá moverse más fácilmente y los estímulos que le lleguen serán mejores para su desarrollo.Recordar que estar embarazada no es estar enferma, aunque muchos lo quieran ver así. Es un periodo fisiológico, que entendiendo el proceso puede vivirse como lo que es “una etapa muy especial”.

Hay que tener en cuenta que todo el sistema visceral de la madre tiene que adaptarse al incipiente aumento de tamaño del feto, el Osteópata ayudará a integrar este nuevo estado. Pero sobre todo, ayudará a la madre a optimizar los recursos fisiológicos de los que dispone para colaborar en la preparación de un parto más “fluido”.

Se trabajará en profundidad su capacidad respiratoria, el diafragma como eje importante de las cadenas musculares relacionadas con periné, pelvis y sacro. También se trabajará su capacidad elástica, el sistema nervioso, los plexos lumbosacros, el cráneo y su función no solo neuroendocrina, sino su relación a nivel fascial y el origen de formación y bombeo del líquido cefalorraquídeo.

Indicaciones:
– Dolor inguinal que produce la dilatación de la sínfisis púbica
– Sobrecarga de la espalda, lumbalgia, ciáticas
– Malestar y vértigos
– Mala circulación, calambres, tensión muscular
– Síndrome del túnel carpiano en la embarazada
– Procesos digestivos, estreñimiento, gases…
– Dolores de cabeza
– Ansiedad y problemas respiratorios
– A partir del 6º mes para mejorar el expulsivo